Movida en las aulas.

Ahora que los profesores están de vacaciones voy a hablar de ellos (Así no me oyen) y de ciertos recuerdos que tengo de mi época de estudios.

* Siempre me acordaré de un día cuando era peque y estaba en clase de Francés. Se ha dicho en innumerables ocasiones que el Francés es un idioma muy bonito y muy romántico pero eso debe ser si no estás aprendiendo a pronunciar el número cuarenta y posteriores. Ahí estábamos con el cagandé y el cagantruá (Pura poesía) cuando, de improvisto, aparece el bedel en clase para entregarle unas llaves a la profesora, llevando en sus manos un rollo de papel de váter.

Ô_o

Eso si que es eficiencia.

El ataque general de risa no se hizo esperar. Y el pobre bedel sin saber a santo de qué venía semejante escandalera

* Ya había crecido un poco más (Era un pipiolo adolescente) y tenía como compañero de pupitre a un muchacho que se aprovechaba de la economía de letras a la hora de llamar a los profesores. Decía ‘sita’ en vez de señorita y ‘sor’ en vez de profesor (Que la saliva hay que gastarla cuando toca y no gastar por gastar). Pero claro, la cabecita juega malas pasadas y es que, si de jovencito pasas media vida con tus padres, la otra media la pasas en el colegio. Así ocurrió que cierto día cayó el infortunio sobre el muchacho y quiso el destino que al llamar a la señorita en cuestión (La profesora que más mala baba tenía de todo el instituto), sus labios no pronunciaran la palabra ‘sita’ como nos tenía acostumbrados sino que dijera inocentemente:

Mamá

Creo que nunca he visto a nadie confundirse más con un pupitre que en esos momentos. Parecía querer unirse con la madera y ser tragado por ella. Tremendo corte para el chico, mirada ojiplática y sanguinolenta de la profesora a la que le había salido un hijo secreto de repente Ò_Ó y deswebe general de la clase. Yo no podía parar de reír…

* Y… ¿Qué decir del despistado profesor de Literatura cuya materia tocaba después del recreo?. El típico profesor con gafitas redondas, cara de eterna expresión somnolienta y pinta de bohemio. Leía El Lazarillo de Tormes en voz alta para toda la clase y poco a poco las risas iban en aumento, hasta tal punto que el profesor llegó a exclamar sorprendido:

– ¡Vaya!… No creía que os iba a gustar tanto la obra.

Momento en el cual un servidor, que no sabe cuando conviene estarse calladito, le soltó de sopetón que en realidad la gente se reía porque:

– Llevas la bragueta abierta.

Y vestía pantalones negros y calzoncillo blanco con lo que eso parecía la luz de un faro en mitad de la más oscura noche. Se puso tan colorao como el vino que se estaba bebiendo el puñetero ciego en la novela.

* Pero si hay un profesor que me marcó en mi vida académica ese fue el de Física y Química. Yo, que eligí posteriormente Letras Puras, era un auténtico zote para todo lo que tuviera que ver con fórmulas y números así que básicamente convertía a los barcos de los problemas en submarinos, los trenes me descarrilaban sin control y los coches se me chocaban en una especie de fin del mundo no premeditado. Afortunadamente sacaba algo de nota porque le dibujaba unos barquitos la mar de majos. ;P El caso es que mi profesor tenía unas costumbres muy curiosas a la par que dignas de mención:

Solía rascarse la entrepierna (Creyendo que nadie le veía) escondiéndose tras el respaldo de una silla que no tapaba lo suficiente como para disimular sus continuos frotamientos.

Iba vestido siempre como si viviera en un capítulo de Corrupción en Miami, con cadenitas doradas y la camisa desabrochada, dejando al descubierto una pelambrera pecheril que se desplegaba en abanico y bien pudiera haberse usado como peluca para los Jackson Five. Lo cual daba miedo. Mucho, mucho miedo. ó_ò

Pero, por si todo eso no fuera bastante, el gachó tenía la costumbre de mojarse los dedos en saliva para poder pasar mejor las páginas del periódico. Eso no hubiera sido especialmente malo si no fuese porque al repartir las hojas de los exámenes hubo un momento en que no pudo separarlas y sepultó el pulgar entre sus labios para poder arrancar la hoja rebelde.

¿Y a quien le tocó quedarse con la hoja baboseada (Con burbujita incluída)?

¡Efectivamente!

A mí.

Momento en el cual me di cuenta, definitivamente y sin el menor atisbo de dudas, que si la Física y la Química no eran lo mío, mucho menos lo iban a ser con semejantes alicientes.

Ayyyss… Qué recuerdos de mis días de estudiante…

Para que luego digan que las clases son aburridas. 😀

Anuncios

19 comentarios

  1. mariajose said,

    julio 22, 2007 a 10:44 pm

    Muy bueno lo de decir “Mamá” en voz alta, creo que eso es un clásico estudiantil!! Jajaja ¿Quién no ha tenido un compañero que lo dijera? XD

    Saludos y abrazossss ;p

  2. ALMA said,

    julio 24, 2007 a 8:35 pm

    Hoy, y sin que sirva de precedente, no voy a hacer ningun comentario, porque debería morderme la lengua y eso duele. Mi Alma es, ha sido y será de ciencias puras, de Químicas precisamente y ha ejercido en tiempos la honrosa labor de profesor de las mismas y de Mates y aguantar a esos alumnos cuesta, ay si cuesta, sobre todo esos algo zotes (Solo repito palabras tuyas). Quizás algún día vuelva y te cuente alguna anécdota viceversa.

    Hoy Bram, no te comento. Me muerdo la lengua y ya sabes como me cuesta eso.

    Bueno, pero un beso si te lo doy.

  3. Mª Mercè said,

    julio 24, 2007 a 8:41 pm

    Jajajajaja!! Cómo me he reído con este post. Me has hecho recordar alguna anécdota de mis años de estudiante.

    Estaba leyendo el blog de Valeria y he visto que te recomendaba en una lista. Por eso estoy aquí.

    Si quieres, pasa a visitarme, serás bien recibido.

    Saludos.

  4. BRAM said,

    julio 24, 2007 a 10:44 pm

    Mariajose – Eso pasa por ir con la legaña puesta a clase 😛 BesOs

    Alma – Nonononono… Alma, a ver porqué te vas a tener que quedar callada? Dí lo que gustes que para eso hay confianza. De todas maneras, piensa que no pretendo meterme con los profes ni mucho menos (Sería tirar piedras contra mi tejado que yo fui monitor de actividades extraescolares), solo cuento algunas anécdotas curiosas que me pasaron en clase (También es que yo tuve algún profe que era de museo de los horrores pero otros fueron una verdadera maravilla). Eso si, sigo siendo un ceporro para las ciencias 😦

    Pero un ceporro que te manda un montón de BesOs. 🙂

    Mª Mercè – Muchas gracias por la visita (Prometo hacer lo mismo). Me alegra haberte hecho reír. 😉

  5. Estefi said,

    julio 24, 2007 a 10:51 pm

    Uy, tema colegio, tema profesores… Yo mejor no lo toco… Jajajaja Bueno… No, no, mejor no lo toco!!!!! 🙂 Venga Chesi, te dejo un mogollón de besos a cambio de no haber tocado el tema de tu entrada Jajajaja (Que, por cierto, está muy biennnnnn. Me he reído un ratoooo!)!!!!!!!!! 😛

  6. valeria said,

    julio 24, 2007 a 11:46 pm

    Me hiciste reír!!

    Qué personajes que son algunos profesores (Y qué asco tu profesor de Química por Dios!!). En mi caso el de la bragueta abierta era el de Música. Él muy pancho con las notas musicales mientras nos moríamos de risa con las trazas que tenía… Lo de Francés ni lo quiero recordar y lo de Inglés menos que menos!!.

    Un abrazo.

    Valeria.

  7. Suriel said,

    julio 25, 2007 a 9:36 pm

    Qué tal?

    Este no es un comentario común, es un aprecio de nuestra agrupación para tu espacio por habernos visitado en nuestro rincón invisible. Felicitarte también por que tienes una temática muy interesante para los bloggadictos del ciberespacio.

    Espero que estés bien y que sigas publicando más entradas editadas por ti y creadas por ti. De eso tratan los blogs: cosas personales.

    Un saludo y, bueno, nosotros deseamos hacerte un link ¿Te parece?. Pero antes, por favor, confírmanos si tú ya nos has hecho un link o enlace o vínculo a esta dirección: http://surielsoching.spaces.live.com

    Pásate a ver nuestra última exposición de fotografías que ya están publicadas por los fotógrafos: Marcos Lunas, Suriel Omar y Maria Gorriti.

    Atentamente: Oráculo Andino “comunidad”

    Habana Cuba
    Carlos Augusto.

  8. moemo said,

    julio 26, 2007 a 1:53 am

    Hola. 🙂

    Qué etapa la del colegio y los profesores, realmente es media vida y no exagero.

    He visto que Valeria te ha puesto en su nuevo proyecto de Arte en los Espacios. Yo tb ando por ahí. Qué bonito quedamos todos juntitos!

    Cómo me gustan tus dibujos! Qué tal llevas la parte de dedicarte a ser ilustrador?

    Me encanta trabajar con acuarelas pero tb hago pastel y óleo. Hace cacho que no termino nada. Tengo que poner cosillas que tengo antiguas, que al menos las podáis ver.

    Un besote y hasta pronto artista.

  9. liver said,

    julio 28, 2007 a 3:33 am

    Una suerte tener un profesor por clase, al menos les sacas provecho… en lo que sea… por desgracia yo solo tuve a una y era de las que usaban la regla (Palito plano de madera que jodía un rato), toda un elemento represivo…

    Mi mejor recuerdo fue todo el año que pase dando clases a los de 3º y 4º… y no me hizo falta nunca usar la maldita regla…

    Salud…

  10. NEOGEMINIS said,

    julio 30, 2007 a 7:23 am

    Jajajajaja!!!

    Muy buenas anécdotas. Me has hecho reír de lo lindo. Una de ellas, la del compañero que se confunde y llama “mamá” a la profesora, la viví también en mis años de primaria, no recuerdo bien quién fue, pero si tengo muy claro el momento!!! La que me hizo partir de la risa y me pareció estar viéndola es la del profe de literatura leyendo El Lazarillo de Tormes con la bragueta abierta!!! Jajajajaja. Me imagino el tono de rojo que habrá alcanzado su cara!!!! Jajajajaja.

    Muy divertido!!!!

    Gracias por hacernos sonreír!!!

    Un abrazo.

  11. Äfrica said,

    agosto 2, 2007 a 6:19 pm

    Ayyyy, aquí otra ceporra, yo diría que ceporrísima, con la ciencias…

    Pues siento no tener anécdotas que resalten con los profesores. A mi me querían todos (O casi todos) tanto, que nuestro trato ha sido siempre genial. Salvo un par de problemas en toda mi vida y que fueron solventados casi-casi llegando a la inspección… Y es que, eso sí, yo no me callo una si creo que las cosas no son justas. Y, efectivamente, las dos veces tenía yo razón y esos malos profesores tuvieron que admitirlo. Y es que hay de todo. Algunos profesores deberían haberse dedicado a otra cosa, como pasa en todos los gremios, claro, y es que acaban teniendo siempre problemas con alguien.

    Creo que a mi profe de latín, Manolus, llegué a llamarle Mägo, como a mi perro, y mamá también… Ups….! xDDD!!!!
    Pero claro, entre amigos no hay problemas.

    (Eso de pasar las hojas con babas me ha dejao un mal cuerpooooo… Puaj!)

    Besotes!

    Äfrica

  12. Chesire said,

    agosto 6, 2007 a 12:45 pm

    Agosto es el mes de las vacaciones (Al menos es cuando las tengo este año) así que hasta Septiembre me las piro a tomar el sol, nadar en la playa, despreocuparme por los horarios y disfrutar del tiempo libre… que ya tenía ganas de descanso.

    Un abrazo a tod@s 😉

    (Regreso la segunda semana de Septiembre)

  13. Suriel said,

    agosto 6, 2007 a 5:27 pm

    ¿Como estás?

    Yo estoy bien, tranquilo y quieto en mi patria. Leí lo que me has escrito y se agradece lo que UD dice.

    Vengo a saludarte, a decirte que estoy por aquí deseándote creación y energía para ti.

    Que sepas que tu mundo existe al otro lado del océano.

    ¿Te vas de vacaciones?

    Atentamente: Suriel Omar
    Lima Perú.

  14. liver said,

    agosto 7, 2007 a 4:30 am

    Pasaba por aquí… Toi de ronda pero los ojos ya me pasaron el aviso… ___Oiga usted, que vamos a cerrar___ así que ya no vale hacerse la remolona… Joe! Si es que no te dejan ni estando de vacaciones… Que supongo yo es donde andarás tu… de relajamiento… Pues na, a pasarlo bien…

    Ya volveré…

    Saludos…

  15. ShaO said,

    agosto 16, 2007 a 11:34 am

    Ainssss… Vale, vengo en Septiembre a ver como está ese moreno Jajaja.
    Besotes y no desperdicies un segundo. Besitos de la fiera del descanso 🙂

  16. valeria said,

    agosto 29, 2007 a 8:31 pm

    Hola!! pasaba a saludar, hace rato que no hay noticias tuyas…
    Un abrazo. Valeria

  17. liver said,

    septiembre 4, 2007 a 9:43 pm

    Volví, volví pero ná… Sigues disfrutando del ocio… Si ya digo yo… Que en este país con cuatro que curremos jejeje… 😉
    Saludosssss

  18. ditirambos said,

    septiembre 8, 2007 a 9:56 pm

    Chesire, que llegamos a Octubre y no puedes dejarnos asì…

    Por cierto, te extraño…

    Ah, y no, no suelo leer los mensajes de esa otra direcciòn. Tù màndamelos a hotmail.

    Lucìa y yo te queremos.

  19. Lost Girl said,

    septiembre 19, 2007 a 10:20 pm

    Jajajaja, un gran post!!! Las anécdotas escolares suelen ser geniales XD Yo tengo algunas que son para hacer un libro jajaja! Lo malo es que me da pereza, pero sería un best-seller XD

    Bueno, algunas de estas es que parece que las haya vivido, 1beso!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: