Granjero de ciudad.

Ya lo dicen por ahí: En esta vida hay que saber de todo y, para saber de todo, hay que hacer de todo.

Hasta de granjero.

Si, si, un urbanita como yo en medio de animales de granja y de corral. Fue en otro de esos curiosos encargos que se consiguen en las empresas de trabajo temporal ¬_¬

Estuve en la Feria de Muestras de Zaragoza ayudando en la preparación de la Fima Ganadera (Exposición de razas de distintos animales de granja y maquinaria especializada para el campo). Como lo de la maquinaria no tiene mucho interés, me centraré en hablaros de los animalitos.

Lo primero, en el interior de una enorme nave industrial, hubo que montar las jaulas para los animales con su respectivos comederos y bebederos, un trabajo ma-ra-vi-llo-so y ameno a más no poder que supuso estar algo más de una semana (Sábados incluídos) clavando clavos, ajustando tornillos y encajando piezas, amén de comprobar que mi compañero se escaqueaba a las primeras de cambio el tío jeta… Luego, hubo que llenar todas las jaulas de abundante paja para que los animales estuvieran como en el Ritz. Transcurrida la semana, y un día antes de la apertura al público, llegaron los animales para aclimatarse a su nuevo hábitat… y dar más de un quebradero de cabeza…

Al comienzo de la mañana vinieron las ovejas: varios rebaños completos hacinados en sendos camiones. Obviamente no iban a quedarse en medio de la nave sino que debían ir a las jaulas que se habían preparado y ahí empezó a complicarse el tema… Y es que las ovejas se escapaban, las condenadas.

Ahí estaba el pastor azuzando a los bichos con alaridos de ultratumba:

¡¡¡¡Riá-Pá-Pá-Páaaaaaaa!!!!

¡¡No me extraña que se asusten!! Menudos gritos…

Además, que los pastores ya pueden ser todo lo profesionales que quieran pero deben ser muy despistados porque mira que decirle Riá-pá a las ovejas cuando todo el mundo sabe que ellas solo dicen:

Beeeeeee…

¡Si es que no les hablan en su idioma! Y luego que las ovejas son bobas… Si, claro…

Sin conocimiento…

Y llegaron los gallos, las gallinas, los cerdos y las cabras

Qué decir de las cabras…

Pues que saltan…

¡¡Haber puesto caracoles y te ahorrabas ese problema!! Claro que los caracoles no tienen tanta carne y no dan leche. Que te pones a estrujarle una tetilla a un caracol y se te resbala. Todavía no se conoce el caso de nadie que haya logrado ordeñar a un caracol. Pero eso si, saltar no saltan… Al final, las cabras se acomodaron a su nuevo entorno, tanto que hasta vimos nacer a dos cabritillos; uno negrito como la noche y otro color canela que fueron la clara atracción de la Feria.

Y por último, las vacas (Animales a los que tenía cierta ojeriza gracias a la cantidad de tetrabricks de leche que tenía que reponer diariamente cuando trabajaba en un supermercado. De hecho, por aquel entonces deseaba fervorosamente que las vacas de la marca ‘El Castillo’ se despeñasen desde las almenas…).

Habían venido muchas vacas pero yo miraba y remiraba… y nada… La más famosa, la vaca morada de ‘Milka‘, no estaba. Igual se había quedado en Hollywood firmando contratos. Seguro que es una creída. Cuentan por ahí que se le ha subido la leche a la cabeza…

Tras la primera desilusión pensé en la segunda vaca más famosa: la de los quesitos de ‘La vaca que ríe‘. Una de las vacas me resultó muy similar a ella y yo venga que te venga a hacerle cosquillas pero no me regaló ni una triste sonrisa.

Como las vacas lecheras no daban mucho juego me fui a ver a las vacas de carne.

o_Ô

¡¡¡Jodó!!!

¡Qué bichos más enormes!

Tremendo tonelaje el de las amigas… Afortunadamente son muy apacibles porque te pilla una de esas por banda, se sienta encima tuyo y te quedas extra-fino, como las compresas.

Lo malo de las vacas es que no nacen con bolsillos y así pasa que las cosas se les caen… Por ejemplo los pedos. Y un pedo de vaca es cosa seria, que les sale con el graduado escolar lo menos… Todos huyendo a varios kilómetros del animal menos las moscas que estaban tan felices como en un día de vacaciones pagadas. Que esa es otra; menos mal que no hay carnet por puntos en el mundo de las moscas porque lo perderían. En el colegio nos explican que ‘la distancia más corta entre dos puntos es siempre la línea recta’, pues ese día las moscas faltaron a clase porque ninguna lo sabe… Mira que dan vueltas inútiles… Pero eso si, al culo de las vacas atinan a la primera oye. No necesitan ni GPS.

Y lo más curioso de todo fue encontrarme finalmente con una vaca famosa o, mejor dicho, con una vaca que se parecía a una famosa. Había un ejemplar de la raza Alistana Sanabresa toda negrita ella y con el pelo de la cabeza rubio que recordaba poderosamente a Tina Turner (Espero que la cantante no lea el blog…). Creo que hasta nos hicimos amigos porque, todos los días, cuando le llevaba el forraje, me saludaba con un armonioso:

Muuuuuuu…

Y no hubo nada más digno de mención… Que yo recuerde…

Ah, bueno, también tuvimos un ligero problemilla con dos toros bravos que no tenían cuidadores y a los organizadores se les pasó por alto dejarles agua cerca así que los animales, ni cortos ni perezosos, cuando ya no podían aguantar más la sed, arramplaron con la jaula desatornillándola del suelo a coces y empujones para salir en busca de bebida. Pero, como seguro que ya os he aburrido bastante, igual eso lo cuento otro día… ;P

Anuncios

31 comentarios

  1. michel said,

    octubre 23, 2007 a 11:00 am

    Uh… dura es la vida del artista…

  2. ShaO said,

    octubre 23, 2007 a 2:32 pm

    Jajaja… Si, ha estado muuuu interesante y es que yo de animalitos de granja… ‘pasopalabra’ también. No te dejes en el tintero la aventura torera jajaja.

    Besotes bestiajos, cuídate y gracias 🙂

  3. gaby said,

    octubre 23, 2007 a 4:38 pm

    Que experiencia tan bonita ¿Pudiste ordeñar una vaca? A poco no es algo increíble poder hacerlo. Las cabras me dan cierto repelús, pero las vacas me caen requete bien…. Mucho mejor que los caracoles. 😉

  4. liver said,

    octubre 23, 2007 a 10:40 pm

    Qué bonitoooo…

    Eso me recuerda cierta experiencia que tuve en el pirineo con unas vacas… con unas cuantas… Nah, no te apures que no te lo voy a contar ahora jeje… pero oye… cómo imponen las joias.

    Las cabras, si no son de esas que tienen cuernos, aún las tolero… pero de lejos…

    Las ovejas como que me van mas…

    Y digo yo… ¿No había burritos..? Mira que son lindos los burritos, te has fijado alguna vez que carita mas noble tienen?…

    Oye, que te me habías perdido… pos si… cambie de pc y no tenía todas las dires, las he tenido que ir recopilando de blog en blog… al fin te vi por ahí, donde Valeria… y ya te vuelvo a tener… así que nos volveremos a ver…

    Un besote 😉

    P.D: Espero la historia de los toritos bravos…

  5. Estefi said,

    octubre 24, 2007 a 1:35 am

    Cucuuuuuuuuuuuú!!! :p

    Varias preguntas:

    1- ¿En las urbes (que no “ubres”, no liemos ya conceptos), no existen ya demasiados “animales de granja”? Yo creo haber visto a varios cerdos por ahí.

    2- ¿Los caracoles tienen tetillas?

    3- (Y en caso de que la 2 fuera “si”) ¿Cómo sabes que se te resbala?…

    4- ¿Tienes vista de lince? O, tal vez, ¿Especial curiosidad por comprobar la puntería de las moscas? Porque si todos se iban a varios kilometros de distancia… ¿Cómo podías tu saber la exacta “atinación” de los insectos?

    5- ¿Acaso has puesto en duda que Tina Turner lea el blog? Me consta que lo hace, a diario además!

    Buenoooooo!!!! He podido entrar!!!!!!! A ver hasta cuando ¬¬ Un placer pasar por aquí, como siempre ^.^

    Un besoooooooo!!!!!

    PS: A mí, he de confesar que me ha resultado incluso un poco “sexy” la imagen de estar poniendo clavos entre cerdos y alfalfa, jajajajajaja 😉

  6. Estefi said,

    octubre 24, 2007 a 1:36 am

    (Qué comentario más largo. Vétame la entrada o algo, que esto no es normal ¬¬)

  7. Merrick said,

    octubre 24, 2007 a 12:45 pm

    Jajaja, qué risas! Con la parte final de las moscas y la Vacatina Turner casi me caigo. Miento, que soy muy formalito y estoico en el trabajo, pero ha estado muy gracioso.

    Supongo que no has visto Ovejas asesinas, no? Porque menudo miedo tanto animal ¿vegetariano? junto… Saludicos!!

  8. Elisa said,

    octubre 24, 2007 a 2:22 pm

    Si es que “mi niño” vale lo mismo pa un roto que pa un descosío.

    No veas lo que me he llegado a reír con tu entrada (como siempre)

    Un besazo grande y muchísimas gracias por tu comentario.

  9. Elisa said,

    octubre 24, 2007 a 2:25 pm

    Se me olvidaba…

    Ya sé que andas fastidiadillo de tiempo, pero he vuelto para recomendarte un space super ameno: el space de Luis

    http://donde-esta-mi-pelo.spaces.live.com/ (ÁNGELES Y DEMONIOS)

    Está genial.

    Muak!

  10. Lost Girl said,

    octubre 24, 2007 a 10:23 pm

    Siempre igual, nos haces tragarnos la historia sin interés de tu experiencia en La Granja (Sólo que sin ser famoso XD) y luego nos dejas sin saber qué pasó con los toretes 😉

    Por cierto, no hay alguna foto conmemorativa? Qué mono tenías que estar entre las cabritas, las ovejas y las vacas… ;p

  11. luis said,

    octubre 25, 2007 a 2:43 pm

    Hola

    Gracias por el enlace

    Luis

  12. moemo said,

    octubre 26, 2007 a 2:44 pm

    Bueeeenas.

    Muy interesantes los trabajos que te dan las e.t.t. Pq será que nadie los quiere? jajaja. En fin, una nueva experiencia y además sirve para que nos regales ese humor tan propio de tí.

    Pásate por mi Space y a ver que te parece. He puesto unas cosillas que creo que te harán reír un rato:

    http://www.lasbrujasdemoemo.spaces.live.com/

  13. ALMA said,

    octubre 26, 2007 a 7:06 pm

    Si te sirve de consuelo, mi Alma ha toreado cerdos para que no se escaparan de su encierro. Encima, los muy cerdos, son carnivoros. NO te cuento mas.

    Un beso

  14. NEOGEMINIS said,

    octubre 30, 2007 a 5:06 am

    Jajajajaja… No hay nada más lastimoso que un “bicho” de ciudad enfrentado sin más preparativos a verdaderos animales de campo de carne y hueso!!!. Si los conocemos por fotos y documentales!!!. Pregúntale a un chico de ciudad de dónde sale la leche y te dirá: del supermercado!! Jajajajajaja… Pero lo verdaderamente insoportable es el olor!!!!! Realmente al ser urbanos hemos hecho más finos los olfatos, la cuestión es que estar cerca de un animal de granja (Me imagino en lugar cerrado y por muchas horas!!) nos resulta una verdadera tortura olfativa!!!, ni hablar si tenés que comer antes/después!!!!… un asco total!!! Jajajajajaja.

    Muy entretenida la historia, y me imagino las escenas cuando se escapaban las cabras y las ovejas Jejejejeje

  15. Conner Kent said,

    octubre 31, 2007 a 5:20 pm

    Que te pones a estrujarle una tetilla a un caracol y se te resbala

    Jajajajajaja Cómo me he reído con esto!!! En fin, haberles dejado un cómic que ya sabes lo que dicen: “Bendis amansa las fieras”… Ah no, este no era Jejeje 😉

  16. Valeria said,

    noviembre 1, 2007 a 2:46 am

    Bueno, a mi no me aburre en absoluto y me encantaría saber qué pasó con los toros descarriados…

    Viste qué inmensas son las vacas? Yo recién lo descubrí cuando mi hermana se casó con mi cuñado (Que cría vacas). Siempre las veía de lejos en la ruta, pero cerca-cerca nunca había estado. Y me parecieron gigantescas!!. Lo bueno de todo esto es que fue un trabajo temporario, imagínate acomodando vacas por años!.

    Besos

    Valeria

  17. Juan Man! said,

    noviembre 3, 2007 a 8:04 pm

    Ey! Fabuloso relato! Yo de pequeño siempre quise ser pastor! Acabé siendo dibujante… Ya sé que no tiene sentido pero, al fin y al cabo, ambos son trabajos solitarios…

    Por cierto, si… Tina Turner lee este blog y me ha dicho que está indignada! Jejeje

  18. clavedesol said,

    noviembre 4, 2007 a 10:25 pm

    En mi pueblo hay otro clon de Tina Turner. O a lo mejor es la misma, que está de gira.

  19. CHESIRE said,

    noviembre 4, 2007 a 10:53 pm

    Completando el relato:

    También había burritos; una familia entera con el papá burrito, la mamá burrito y los hermanitos burrito. Son unos animales muy bonitos. Tienen la cara como de niño adormilado. Eso si, nos costó lo suyo conseguir bajarlos del camión que los traía porque no querían moverse (Bien dicen que son muy tozudos). Cuando logramos que mamá burrita saliera, el resto la siguió.

    Sus primos, los caballos (Bueno, más bien el harén del semental y cuatro yeguas), estaban en la otra punta de la nave demostrando su nobleza y el macho en concreto haciéndome pensar en las clases de naturales porque una mañana, así sin avisar, amaneció con una quinta pata… o no era una pata?… Ejem…

    Y sobre los toros bravos, la verdad es que hubo suerte. Consiguieron desatornillar la jaula del suelo si, pero no lograron desarmarla en los laterales con lo que salieron de paseo con ella alrededor. Eso parecía una jaula andante con patas y cuernos. Eso si, tuvimos que moverlos entre unas diez personas para volver a llevarlos a su sitio intentando evitar coces y cornadas. Llegan a destrozar la jaula completamente y os aseguro que aun estaría corriendo…

    ¿A que os había dejado con la intriga?

    Fue una experiencia genial de la que guardo grato recuerdo.

    Lo peor de todo es que la vaca Tina Turner ni me llama, ni me escribe… Aysss…

    ;p

  20. Adamás said,

    noviembre 5, 2007 a 2:01 am

    Qué bueno! Me encanta como escribes…
    Da gusto leerte y acabar el día con una buena sonrisa.
    Taluegin!

  21. Pablo said,

    noviembre 5, 2007 a 12:17 pm

    Hola; pues gracias por apuntarte. De todas maneras, voy a dejar un poco más de tiempo para que la gente se vaya apuntando. Creo que el Sábado podemos empezar.

    Saludos y felicidades por el blog. Pablo.

  22. Äfrica said,

    noviembre 6, 2007 a 12:30 am

    Ohhh, me ha recordado la peli de Babe, el cerdito valiente! 😀

    Me acuerdo de pequeña que me dejaron un Norit para que lo sobara y jugara con él. Era chiquitito y estaba suave…

    Las vacas blancas con manchas negras son preciosas, y las cabras, mis parientes directos, me encantan! Jajaja!

    En la granja de mi tío, iaiaoooooooooo!

    Besitos!

    Äfrica

  23. noviembre 7, 2007 a 12:36 pm

    Besos de jirafa.

    Muá!

  24. liver said,

    noviembre 8, 2007 a 12:35 am

    Y aquí venía yo… pensando que me encontraría una entrada llena de toros bravos… pero veo que aún andas en la granja jejeje…
    Pos na… ya volveré.

    A cuidarse mucho oiga…
    Besotes.

  25. Maduixeta said,

    noviembre 8, 2007 a 10:14 am

    Buenos días!

    Tengo que venir con más calma a leerte que me ha llamado mucho la atención tu texto jejeje, a ver si esta tarde… De momento te comento que he continuado el relato donde lo dejó Pablo. Luego vengo a reírme contigo un rato jejeje 😉

    Un beso de jueves!

  26. Maduixeta said,

    noviembre 8, 2007 a 12:57 pm

    Jajajaja, dije que volvería y aquí estoy!!! Jajajaja, me he reído mucho. Lo de los caracoles me traumatizará probablemente, pero tampoco hay que darle mucha importancia. Eso si, en cuanto a las cabras… recuerdo cuando yo trabajaba en una hípica en tierras de Tarragona que en el gallinero pastaban al unísono gallinas, pavos, conejos y dos cabritas, Fauna y Flora, pues bien, había que ponerles unos collares mu monos de distinto color, verde y rojo respectivamente, para poder diferenciarlas a ojos de los niños. Si, si, si… acoso y derribo a los bichos que, dicho sea de paso, me alegraron la tarde. Al final lo logré, por supuesto, a mi no me gana una cabra a cabezona, vamos!!. Lo único es que tenía yo un par de quemaduras por roce que habían generado unas burbujas muy monas en la rodilla derecha, y en uno de mis saltos a lo mujer biónica me jostié contra unas maderas y me rasqué toda a zona. Tengo unas cicatrices la mar de bonitas, porque reventaron claro jajajaja. Heridas de guerra… otra más para la colección.

    Bueno, al menos no te llevaste ninguna coz, doy fe que duelen, y te relacionaste con una vaca, pocos pueden decir eso.

    Un beso!!

  27. gota said,

    noviembre 8, 2007 a 2:03 pm

    Oye, a las vacas ni se te ocurra toserles, eh?

    Son la especie elegida para dominar el mundo con la ayuda de los hamster y yo a la cabeza.

    Muajajajajaja!!! (Tengo una obsesion muy rara con las vacas desde k, hace unos años, una vaca me lamiera todo el brazo en Suiza… y porq salí corriendo, q si no, me baña entera…)

    Por cierto hijo, o me olvidas por meses, o me dejas 1500 comentarios (Weno, no tantos…)

    Besotón con lametón.

    ^_*

  28. liver said,

    noviembre 9, 2007 a 12:42 am

    Ahhhhhhhh… Ves túuuuuuu? Sabía que te iban a gustan los burritos, a mí me enamora su carita… Los toros me dan horror, cuando era chiquita recuerdo que allá en el pueblo andaban sueltos los toritos esos pequeños (Chotillos, no??) y se ponían a correr detrás de nosotros, pero yo corría más que ellos Jejeje…

    Un besazo, granjerooooooo…

  29. Rosa said,

    noviembre 11, 2007 a 4:34 am

    Bueno, bueno! Te cambio mis textos por los tuyos… Yo tampoco sería capaz de escribir como lo haces tú, o se tiene gracia o no se tiene Jejeje… Cómo me he reído con lo del GPS… Diossss…

    Oye y no había cerditos? Yo tengo uno apadrinado, si, no te rías… Es que un día fui a ver una granja (Yo estaba de vacaciones y un amigo se empeñó) y lo primero que reclamó toda mi atención fue una cerda muy cerda (Lo digo por su mal genio) que se puso de parto en ese preciso instante, y la muy “guarra”, cuando le vino el apretujón, no esperó a que su dueño le administrara un calmante (Ya que se comía a las crías). Al primero se lo cargó y, cuando el dueño fue a por la inyección (Que más que nada, eso parecía un torpedo) el segundo apretujón!… Yo hablándole a la cerda y rezando al mismo tiempo. ¡Por Dios!¡Sola ante el peligro! Se puso cómoda, bueno, puso su enorme culo en una pequeña y estrecha puertecita, menos mal! Yo podía acceder a su interminable pompis. Ahí estaba yo, estirá en el suelo con las manos preparadas para recoger a Bobo (Que así le llamé, dado que se tiene que ser tonto para escoger una madre así) Sabía que en cuanto naciera su noble madre se giraría de golpe para zarandearlo… Lo que no sabía ella era que una primitiva veraniega estaba allí para impedirlo (Yo cagaíta de miedo, pero eso tampoco lo sabía). Salió su cabecita y luego, de sopetón, lo tenía entre mis manos, calentito como un pan recién hecho… La muy bestia se giró y, al no encontrar nada, se daba contra la pared!

    Y es que ese día o me amojamo o me ajamono! Jajaja (Nunca mejor dicho).

  30. Pablo said,

    noviembre 11, 2007 a 11:23 am

    Vaya lugar este. ¿Te has planteado dedicarte a la enseñanza?. He terminado la anécdota realmente instruido y deseoso de encontrarme con un caracol.

  31. noviembre 16, 2007 a 6:09 am

    Veeeeeee muuuuuuy interesante je je je

    Tal vez a la pobre de Tina Turner la hayan pasado a “procesar” je je je pero estoy seguro que ella lee tu blog

    Ja ja ja la Burrito Family, altamente influenciable por la mamá, je je je


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: