Entrevistando a Chesire (Porque él lo ha pedido)

Chesire, ese peculiar gato que me acompaña en la tarea de regentar este blog, ha insistido en que, como los dos trabajamos al unísono, ya va siendo hora de que lo conozcáis un poquito más (Que eso de ser el segundo de a bordo no lo lleva nada bien). Como no estoy yo como para que me maree más de lo necesario (Que ya lo hace… Y demasiado!), le he concedido su deseo en forma de entrevista. Además, según creo, quiere anunciar algo.

No había presupuesto para mucho y, aunque Chesire deseaba que le entrevistara Oprah Winfrey, al final ha tenido que ser un estudiante de periodismo quien lo hiciera y eso le ha cabreado bastante con lo que ha respondido a las preguntas algo enfurruñado (Incluso más que de costumbre). Creo que el becario se está pensando en estos momentos si terminar la carrera, el pobre, o dedicarse al macramé

– Buenos días.

– Buenas noches.

– ¿Eh?

– Esa letra me la conozco. Me sé todas las del abecedario.

Ô_o Bueno… Empecemos…

– Pues si. Así en algún momento u otro terminaremos.

– Hablemos un poquito de usted. ¿De dónde surgió la idea de crear un blog?.

– De donde surgen todas mis ideas: de la inconsciencia.

– ¿Cómo?.

– Si tiene hambre… No seré yo quien se lo impida, pero no eche migas al suelo que luego hay que barrer.

– No, no, me refería a… es igual… ¿No cree que contar en internet las cosas que le suceden es contraproducente? Es casi como desnudar el alma.

– Yo desnudo pierdo mucho. Principalmente pierdo la ropa. Además en este blog no sólo se habla de mí, la mayoría de las veces ni siquiera sé de qué estoy hablando.

– ¿Va a contestar alguna pregunta con un mínimo de lógica?.

– Para ello usted tendría que demostrar un máximo de talento haciendo las preguntas, pero no se preocupe, sé conformarme.

Ejem¬_¬ ¿Por qué llamó al blog: ‘La Sonrisa de Chesire’?

– En realidad ese no fue su primer nombre. Iba a llamarlo: ‘Me aprietan los calzoncillos, por eso tengo voz de pito’, pero me pareció un nombre demasiado largo y doloroso.

– º_º Emmm… Sigamos… ¿Cómo definiría su blog?

– Preferiblemente con palabras. Podría hacerlo con silbidos pero sería más complicado entenderlo.

– ¿Se cree usted gracioso?

– No especialmente pero, según tengo entendido, la gente hasta se ríe de algunas cosas que escribo. Ya ve usted qué grosería.

– Errr… Bueno, me han dicho que quería hacer un anuncio para los que le leen. ¿No es así?

– Cierto, cierto. Dentro de muy poquito (‘Muy poquito’ es un término relativo en este blog… ejem…) tendréis por aquí algunas páginas de cómic protagonizadas por mi. ¡Estad atentos! 😀

– Según mis informaciones Bram también va a salir en esas tiras cómicas.

– Si, la verdad es que insistió en ello y yo soy de corazón generoso. He aceptado generosamente todo el dinero que me ha pagado para poder aparecer como co-protagonista.

– ¡Vaya!

– ¿A dónde? Si aquí estamos tan a gustito…

– No, yo decía… Emm… ¿Porqué cree que alguien debiera leer su blog en vez de… no sé… ver la tele, por ejemplo?

– Porque apenas hay un canal de televisión decente, el único canal interesante es el ‘canalillo’ y como una mujer note que se lo miras te codifica la emisión de una bofetada.

– Señor Chesire, le dejo por imposible. Es usted el entrevistado más extraño que he tenido en mi vida.

– Usted es el entrevistador más feo que he tenido en la mía pero se lo digo como anécdota.

– ¡¡Y además es insoportable!! ¡¡Adios!! Ò_Ó

– ¿Ya se marcha? Si lo estábamos pasando tan bien…