El juego de las palabras (Un relato porno-erótico-festivo)

Nuevamente me he embarcado en la aventura de continuar un relato comenzado por otros. Me he dado cuenta que me motiva el reto que supone que te den un argumento ya fijado y tener que crear algo nuevo a partir de ahí. Es interesante comprobar como cada uno lleva la historia a su terreno y poco a poco da vida a los personajes y las situaciones.

Como todo Meme, este también tiene sus reglas. Primero lee esto y luego vuelve por aquí 😀

En capítulos anteriores:

Manolo está ‘mal del bolo’. Al menos a mi esa es la única explicación que se me ocurre para que un jubilado de 65 años acabase en un prostíbulo y le pasase lo que le pasó.

Según él, iba simplemente a tomar un Gin-tonic para calentarse el cuerpo debido a las bajas temperaturas del exterior, pero el caso es que una de las prostitutas se lo llevó a la cama y como su ‘manolito’ no se le levantaba, le echó algo en la bebida para ayudar. Pero claro, Manolo ya no es un jovenzuelo y tener prácticamente toda la sangre concentrada en una sola parte del cuerpo no es sano, así que hasta tuvo ciertos delirios de los que despertó al percatarse de que la ‘pilingui’ y sus compinches le estaban robando la cartera. El anciano logró incorporarse y salió escopeteado del prostíbulo a perseguirlos sin tener demasiado en cuenta que iba completamente desnudo y con una tremenda erección que no se bajaba de manera alguna…

Y, acto seguido, mi surrealista continuación de la historia:

La comisaria Gabriela Montes no había tenido que hacer frente a caso más rocambolesco que ese en sus ya veintisiete años de servicio en el cuerpo de policía. En esos momentos se encontraba en su despacho reunida con dos curiosos personajes: un sexagenario visiblemente avergonzado y semi-desnudo (En realidad, la patrula nocturna se lo había encontrado completamente en pelota picada pero en comisaría le habían facilitado algo de ropa para taparse un poco la tremenda erección que lucía) y una mujer enana de apenas un metro de estatura que gritaba como una posesa. ¿Cómo era posible que de un cuerpo con la altura aproximada de una chincheta salieran semejantes alaridos?

– Señora, no logramos entenderla con tanto vociferio – Dijo Bernardo, el otro policía que se encontraba en la estancia – Trate de calmarse un poco para que podamos escuchar su versión de los hechos.

La enana, que respondía al nombre de Eduvigis, hizo el mayor de sus esfuerzos por controlar sus nervios. Tan grande fue que parecía que se estaba conteniendo para que no se le escapara algún pedo inoportuno.

– Ya se lo he dicho, estaba yo tranquilamente regando mis geranios…

– ¿A la una de la madrugada? – Preguntó inquisitiva la comisaria Gabriela.

– Las plantas crecen mejor de noche, con la luna llena, ¿No lo sabía?

– Pues no, pero continúe…

– El caso es que en un descuido se me cayó la regadera a la calle.

– ¿Y fue a parar sobre el señor empalmado, aquí presente, que se desnudó porque le habían calado? – Apuntó Bernardo a quien la situación le parecía enormemente divertida.

El pobre Manolo ni hablaba. A cada momento que pasaba sentía más apuro, especialmente porque la comisaria no dejaba de mirarle con evidente curiosidad la descomunal ‘tienda de campaña’ que se alzaba en su pantalón.

– ¡No! ¡No fue así! – Volvió a gritar Eduvigis – Bajé a recoger la regadera y entonces este maldito pervertido – Miró furibunda al anciano – ¡ME VIOLÓ EL OJO!

¡¿QUÉ?! – Exclamaron Bernardo y Gabriela al unísono.

– Verán, – Continuó explicando Eduvigis – es que tengo un ojo de cristal – Y alzó su mano hasta su ojo izquierdo y se lo quitó (Se oyó un ¡Pop!) ante el asombro de los agentes – y, en ocasiones, se me afloja y se me cae. Cuando fui a recoger la regadera del suelo, el ojo se me resbaló y antes de que pudiera colocármelo de nuevo, el pene de este energúmeno se coló en la cuenca vacía… ¡¡ME VIOLÓ EL OJO!!

Bernardo pensó en ese instante que la peculiar Eduvigis era un verdadero desastre; todo se le caía: La regadera, el ojo, las tetas hasta el suelo…

La comisaria Gabriela tuvo un ligero problema con la bebida hacía ya bastantes años (Todo lo ligero que podría considerarse el haberse emborrachado tanto en una noche loca como para acabar casándose con un travesti vietnamita en un viajecito a Las Vegas. Afortunadamente para ella, el travesti se enamoró pronto de un entrenador de aves exóticas y le concedió el divorcio) y no tenía muy claro si lo que estaba viviendo en esos momentos era fruto de las secuelas que posiblemente le habían quedado.

– N-no era esa mi intención – Trató de disculparse Manolo que estaba lo más alejado posible de Eduvigis para evitar que la mujer lo estrangulara o mordiera como había intentado hacía apenas unos momentos – Ya les he explicado que me habían robado y yo corría persiguiendo a los ladrones cuando se cruzó ella y…

– Si, nos hacemos cargo – Dijo la comisaria repasando mentalmente el también disparatado argumento que el anciano les había intentado contar poco antes de que Eduvigis comenzara a gritar y lo interrumpiera.

– ¡No le hagan caso! – Vociferó de nuevo la enana – ¡Me conozco muy bien a los tipos de su calaña! ¡ES UN OBSESO VIOLA TUERTAS!

Gabriela, viendo claramente que la mujer no tenía intención alguna de calmarse, pues ya se abalanzaba de nuevo sobre Manolo dispuesta a dejarle la cara como un cromo, le dijo a Bernardo que sería mejor llevársela a otra oficina para tramitar la pertinente denuncia.

– ¿Y con este qué hacemos? ¿Lo meto en los calabozos? – Preguntó el policía.

– Como lo encerremos en las celdas con eso que lleva entre las piernas, va a hacer ‘amigos’ muy pronto… Igual podríamos usarlo de perchero…

– Señora, por favor, no se burle, que bastante tengo con lo que tengo… – Pidió lastimoso Manolo.

– Tiene razón, perdóneme. Bernardo, aproveche y llame al doctor Sigüenza.

– ¿Al veterinario?

– Si, probablemente sólo él sea capaz de hacer algo con esa erección de caballo…

***

Yyyyyy… (Redoble de tambores) mi querida Getzsemane será la encargada de continuar esta peculiar historia ;P

Anuncios

36 comentarios

  1. gaby said,

    octubre 23, 2008 a 1:21 am

    Jajajajajajajajajajajajajajaja

    Sublime, mi estimado Yogur.
    He tenido que tranquilizarme para poder dejar el comentario pues no podía parar de reír. 😀

    Quiero pensar que el personaje de la Comisaria Gabriela es solo una casualidad y no un reflejo vengativo de tu subconciente. 😉

    ¡¡¡Eres simple y sencillamente el mejor!!!.

    Pobre Manolo, el terrible violador de tuertas.
    Jajajajajajaja

  2. Azahara said,

    octubre 23, 2008 a 8:55 am

    Gaby, graciasss!!!!! Gracias por pasárselo a nuestro Yogurcito para que nos dejara esta maravilla!! JAJAJA

    Yogur, sublime!! 😀

    Eso si… ahora soñaré con el violador de ojos :S

    xD

    Besitosss

  3. Miguel N4 said,

    octubre 23, 2008 a 12:10 pm

    ¡Qué risera! 😀

    Lo he leído mientras mis pupilos (De más de 65 añetes) se dedicaban a hacer un ejercicio que les he mandado y no podía disimular la risa sentado al ordenador… No veas cómo es ponerle cara a los personajes 😉

    Vaya rato que me has hecho pasar, ¡Yogur Caducado!

  4. Miss Ament said,

    octubre 23, 2008 a 12:48 pm

    ¡Gracias por la confianza Chesire, cariño!

    Espero no decepcionaros ni a Gaby ni a tí.
    Esta noche subiré mi capítulo:
    “El veterinario del Amor”

  5. Isa said,

    octubre 23, 2008 a 3:13 pm

    Es bestial! 😀

    Casi me muero de la risa. Lo del perchero ha sido lo más…

    Un beso.

    Isa

  6. Penélope said,

    octubre 23, 2008 a 3:37 pm

    Juasjuasjuas!

    Que me meo toa! xD!

    Lo del tranco en la cuenca del ojo casi me mata, Jajajaja!

    Y hay ahí un par de cosillas que se me ocurren, Jajaja, mae mía, cómo estoy…

    Ese dúo que forman el ‘mini-yo’ del Manolo, tó grandote, y la estatura de la ‘Edu’, Juassssssss… No sé yo si se encontraran cuerpo a cuerpo qué podría pasar! Igual esta vez no daba en el ojo sino en la garganta profunda de la ‘Edu’, y tó arreglao, que con la marcha que lleva esta… Jajajajajaja!

    No me lo digas, ya sé que mi mente es excesivamente calenturienta… Pero vosotros tenéis la culpa!

    Un beso

    P

  7. Penélope said,

    octubre 23, 2008 a 3:38 pm

    Pfff… Me acabo de leer y me he dicho a mí mismamente:
    Joder, qué bruta puedes llegar a ser!…

    xD!

    P

  8. senovilla said,

    octubre 23, 2008 a 11:28 pm

    ¡Magistral! 🙂
    ¡Qué manera de seguir la historia!

    Saludos

  9. agustin said,

    octubre 24, 2008 a 1:13 am

    Qué bien!!!! No digo la historia (Que de antemano ya sabía que iba a estar estupenda saliendo de Don Yogur/Chesire… Será acaso esta una forma de remediar mi metida de pata… ¿?), sino que hayas elegido a Getzsemane y no a mí para continuarla Jajaja

    Saludetes!!!

    Y vaya dos!!!!

  10. Merrick said,

    octubre 24, 2008 a 9:48 am

    Jajaja! Qué tremendo eres!! No tienes nada que envidiarle en “tremendidad” al alegre Manolo. Y no hablemos ya de toda esa fauna (La enana tuerta sobre todo) creada para la ocasión!! 😀

  11. octubre 24, 2008 a 2:53 pm

    Jajaja, muy bueno! Espero hoy la continuación de Getzsemane

  12. ALMA said,

    octubre 24, 2008 a 7:44 pm

    “Manolo, el violador de tuertas, o los abundantes recovecos del cuerpo humano donde meter“, este podría haber sido el título de tu historia.

    Un abrazo

    P.D: ¿Ya no existe el bromuro?

  13. Conner Kent said,

    octubre 25, 2008 a 3:51 am

    JAJAJA! Me ha gustado mucho, me he reído con lo del viola tuertas que no veas!! XDDD

    Corriendo me voy a leer a Getzse!! 😉

  14. octubre 25, 2008 a 2:50 pm

    JAJAJAJAJAJAJAJAJA
    Ay!, Jajaja, de verdad, no puedorrrllllll!!!

    Todavía estoy llorando de la risa Jajaja xD He tenido que hacer un esfuerzo como Gaby porque, en serio, no podía continuar!!!!

    Yo quiero que escribas más, mi niño, es una pena lo que nos estamos perdiendo cada minuto que pasa y no les das rienda suelta a todas tus locuraaaasss!!

    ¡¡Eres un Genio!!

    ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Muakkkkkkkks!!!!!!!!!! :DDDDDDDDDDDDDDDDD

  15. Liver said,

    octubre 26, 2008 a 3:59 am

    Bueníiiiiiiiisiiiiiiiiiimooooooooooooo!!!! Jajajajajajajajajajajaja

    Cómo me has hecho reír!!!… Madre del amor hermoso la que ha liao el Manolo y su bastón de mando Jajajajajajajajajajajaja. Ayssssssssss qué risa por Dios… Genial, genial… De verdad que si… 😀

    Y oígame usted, vuelve cuando gustes por aquí, estaremos encantados de recibirte y echarnos unas risas… Oye que si… Sin problema, ya lo sabes… Además ya he mejorao en lo de las fotos, viste? Jejeje Ya no me saldrás movío Jajajajaja

    Un achuchón enorme y un besote retumbón…

  16. Sarinha said,

    octubre 26, 2008 a 1:56 pm

    Ya le he perdido la pista al relato Jajaja, así que nada, esperaré a que Bollicao publique todo en versión PDF para leerlo completo.

    Un saludo!!

  17. Jose said,

    octubre 26, 2008 a 4:05 pm

    Si no te conociese, me daría miedo encontrarte una noche en un callejón oscuro… jaté. `/;op

  18. octubre 26, 2008 a 5:31 pm

    Buena. Muy buena la estancia en la comisaría.
    Llevo unos días de retraso (No estoy embarazado) pero vale la pena leerlo todo seguido.

  19. Casiopea said,

    octubre 26, 2008 a 8:45 pm

    Jajajajajajajaja Vaya tela con el violador de ojos!!!
    Veremos qué nos depara el siguiente capítulo…

    Besos!

  20. Bollicao said,

    octubre 27, 2008 a 9:46 am

    Primeramente, GRACIAS!! por seguir el relato de manera tan asombrosa y realmente magnífica.

    Por cierto, y según tus indicaciones, he añadido el texto reformado al formato PDF.

    Saludos!!!

  21. octubre 27, 2008 a 10:23 am

    Gracias por las visitas y el link! Pásate por mi blog, que te he dado la bienvenida como pedías, jeje

  22. Mara said,

    octubre 28, 2008 a 3:56 am

    Juaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa! Que bueno, que bueno, que bueno. No puedo parar de reírme. IM PRE SIO NAN TEEE este relato.

    No sé por qué no paso más seguido por acá, las carcajadas hacen tanto bien. Y aparte de lo bien escrito que está. Impecable, de verdad.

    Abrazos!

    PD: Que enana insoportable, me dio pena Don Manolo.

  23. Estefi said,

    octubre 29, 2008 a 6:18 pm

    Esto de continuar los escritos de otros, me suena, me suena… Jajajaja Así fueron mis inicios con Shao!! Aunque la idea acabó naufragando, y aún hay una “historia interminable” sin terminar. Claro! 🙂

    Un besote!!!

  24. Nikté said,

    octubre 31, 2008 a 10:35 am

    La imaginación al poder
    Juas juas

  25. Valeria said,

    octubre 31, 2008 a 7:54 pm

    Chesi, esto no sólo es un relato porno, festivo y psicoerótico, sino que además tiene más humor negro del que ví en toda mi vida, Jajajajaja, tanto personaje under me hizo acordar a alguna peli de Almodóvar, Jejeje, pero te digo, que si me dan a elegir, me quedo con tu relato. Está delirante, como me gustan!, Jajajaaaaa!!!

    Besos!

  26. Juan Manuel said,

    noviembre 8, 2008 a 3:52 pm

    Me encanta como continuaste la historia.
    La verdad, tengo ganas de saber que acaba pasando con la prostituta.
    Un saludo y gracias por tu gran sentido del humor!!

  27. Liver said,

    noviembre 19, 2008 a 12:57 am

    Te dejo un besin y me voy pa mi cama ricaaaaaaaaaaa… Muaksssssssssss
    Por cierto, andeandasssssssssssssssssssssss?

  28. Elisa said,

    noviembre 22, 2008 a 10:09 pm

    Por Dios, qué risa!!!!!
    Pobre Manolo, yo ya le tengo cariño al señor Manolo alias violador de tuertas.

    Un achuchao grande, mi niño.

  29. Valeria said,

    noviembre 22, 2008 a 11:41 pm

    Chesi, ¿Tenés idea cómo se hace para poner música en wordpress?, todavía me cuesta dominar el blog, jejeje, aunque te digo que en general me gustan todas las funciones. Debe ser el inglés que juega en mi contra, jajaja.

    Un besote!!

    Valeria

  30. Chesire said,

    noviembre 23, 2008 a 12:51 am

    Pues lo cierto es que no he probado todavía a poner música en el blog pero es una de las cosas que quiero hacer para, al menos, una futura entrada. Si me entero de algo ya te diré 😉

  31. Valeria said,

    noviembre 24, 2008 a 1:34 pm

    OK, el que se entera primero le avisa al otro! je … Besos y gracias

  32. Liver said,

    noviembre 24, 2008 a 9:36 pm

    Tasfijao??… Si es que me persigue, la muy rubia… Fíate tú de estas canarias jajajajajajajajajaja…

    Oiga, sepa que ya le leí por aquel sitio, madre del amor hermoso tenia tropecientos mensajes… (todos de hombres) jajajajajajajaja Aysssssss, ya quisiera jajajajajaja… Buenooooooo ya esta bien de cachondeo, que yo he venido pero tú no has aparecido…

    Mi achuchón mas grande que de la Sra. Elisa… Jejeje… 😉

  33. conxa said,

    noviembre 26, 2008 a 12:20 pm

    He pasado por casualidad, y vaya sorpresa me he llevado, Genial!!!
    Cuánto me he reído, y a cada línea que leía los ojos se me abrían más,
    pero qué bueno eres!!

  34. noviembre 29, 2008 a 2:20 pm

    […] ahora, mi continuación de la historia, haciendo clic aquí […]

  35. neogeminis said,

    diciembre 7, 2008 a 12:02 am

    Jajajajajajaaa… Qué situación más loca y graciosa te has imaginado!… Una violación de ojo! Jajaja… Nunca se me hubiese ocurrido algo parecido, Jajaja… La verdad es que tus entradas siguen tan divertidas como las recordaba, Jajaja…

    Y bien, ahora espero que sigamos en contacto más directo.
    Me alegra que nuestros caminos virtuales se hayan cruzado otra vez. Será un placer pasar a disfrutar de tus ocurrencias!

    Un abrazo!

  36. octubre 24, 2009 a 9:38 am

    […] de un Yogur Caducado”, el cual editó sus parráfos en otro de sus afamados blogs, “La Sonrisa de Chesire” y deleitándonos, para mi asombro, con un magnífico texto en el que nuestro protagonista da con […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: